18 julio 2018

PIDEN QUE AMLO CASTIGUE A FUNCIONARIOS Y “PERIODISTAS” CARROÑEROS



Presidente de Club de Prensa falsificó documentos para apropiarse ilegalmente de predios

Exalcalde Antonio Macías y empresario Rolando Ampudia son testigos de una operación de compraventa realizada por Javier Malacara y un difunto nueve meses después de muerto!

ROSARITO.-Residentes de Playas de Rosarito, solicitan la intervención del presidente electo, Lic. Andrés Manuel López Obrador, y el senador Ing. Jaime Bonilla Valdés para poner fin a las trapacerías y abusos de una banda criminal integrada por funcionarios y exfuncionarios de los tres niveles de gobierno que desde hace décadas se dedican al lucrar fraudulentamente con valiosas propiedades inmobiliarias, en complicidad con corruptos integrantes del club de Prensa de este municipio, cuyo presidente, Javier Malacara Sánchez, ha sido vinculado a uno de los más recientes casos de despojo que muestra burdas maniobras de este grupo delictivo para  apropiarse ilícitamente de mil doscientos metros cuadrados de un predio ubicado en la Colonia Constitución, en una de las zonas comerciales de mayor crecimiento de la región, en donde se valúa entre 120 a 200 dólares el precio por metro cuadrado.

El caso queda al descubierto cuando el presidente del Club de Prensa de Rosarito, Javier Malacara Sánchez, acude el pasado 20 de Octubre de2017, al Juzgado Mixto de Primera Instancia  de este municipio, a iniciar un juicio de prescripción para escriturar a su nombre cuatro parcelas de 300 metros cuadrados cada uno, mediante un falso contrato con fecha del 16 de Octubre del 2008, en donde el propio periodista señalado en varias ocasiones de intentos de despojo, aparece como comprador, y utiliza como vendedor a José Luis Pasillas de la Riva una persona ¡muerta 9 meses antes, en Enero del 2008!
María Gómez, Viuda de Pasillas, advierte que dicho contrato jamás lo firmó su esposo, José Luis Pasillas de la Riva, puesto que él falleció en enero del 2008, mientras que el falso contrato registra como fecha de su firma el 16 de Octubre de ese año, nueve meses después de muerto.
La viuda de Pasillas de la Riva sostiene que además, su esposo, acostumbraba firmar con una rúbrica y no con su nombre como aparece en el referido documento.
Están utilizando el nombre de mi esposo para un acto criminal. Voy a pedir apoyo de las autoridades para que investiguen y castiguen a los que están usando el nombre de mi esposo para sus crímenes, advierte la viuda de Pasillas.
De mendigo a millonario
Según el “contrato” presentado ante el juez mixto de primera instancia Otro dato que confirma la falsedad del documento con que Malacara Sánchez y sus socios,
Con esta operación Malacara Sánchez y sus socios, el exalcalde Antonio Macías Garay, el empresario turístico Rolando Ampudia y el exdelegado de la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra, Daniel Gutiérrez, pretenden apropiarse ilegalmente de los lotes 15, 16, 18 y 20 de la manzana 63 de la colonia Constitución, de acuerdo al juicio de prescripción iniciado en Octubre del 2017, por el presidente del Club de Prensa de Rosarito.
Los dos primeros aparecen como testigos del contrato de compraventa firmado por el difunto y Malacara.
En el documento de referencia, Macías Garay y Ampudia, dicen haber sido testigo de que Malacara Sánchez pagó al difunto 40 mil dólares en efectivo, pero en realidad se trata de otra burda mentira.
Según confirman periodistas en el tiempo en que supuestamente se firmó el documento, el 16 de Octubre de 2008, Malacara Sánchez, era un indigente que en varias noches se tenía que quedar a dormir en el auto prestado por uno de sus amigos, en una de las calles del Parque Abelardo L. Rodríguez.
En varias ocasiones, personas generosas y sintiendo lástima por el individuo que no tenía ni que comer –solía ir a los eventos públicos a recoger comida que sobraba para llevarla a su familia-, le ofrecieron de buena fé albergue en sus casas. Después ya no se quería salir. Pretendía quedarse con las propiedades.
En su momento, la empresaria Hotelera Alicia Hernández, solicitó apoyo a integrantes del Club de Prensa para pedir ayuda para desalojar a Malacara quien ya no se quiso salir del departamento que le prestó después de varios meses de vivir cómodamente sin pagar renta, ni servicios.
Después, sus amigos periodistas le consiguieron prestado un “mobile home”, conocida popularmente como “traila”, en la calle Abeto en la zona centro. La dueña, Ruth Rochín, tuvo que solicitar el apoyo de las autoridades para recuperar su propiedad.
El "periodista" ya no se la quería regresar.
Ambos casos ocurrieron precisamente en el año 2008, cuando de acuerdo al falso contrato, Malacara Sánchez, pagó 40 mil dólares en efectivo.
La pregunta es de ¿dónde? Si ni siquiera tenía para pagar renta de una modesta vivienda.
Una vez más se confirma la falsedad del documento con el que Malacara y sus socios, pretenden apropiarse de los predios, pues no hay argumento creíble que explique cómo en una época en que Malacara vivía como mendigo se daba lujos de millonario
                                               Las redes delictivas
Otro de los involucrados en la fraudulenta operación es el arquitecto Jesús Enrique Martínez Vásquez, un conocido político, que fue presidente del Comité Municipal del PRI, entre muchos otros cargos.
La firma de Martínez Vásquez aparece en el plano que acompaña al falso contrato en el juicio de prescripción iniciado por Malacara.
Pero según Martínez Vásquez, él no hizo ningún levantamiento. Ni conoce a la persona que después de fallecer vendió los lotes, ni mucho menos realizó ninguna operación con Jesús Malacara.
“Yo únicamente presté mi firma”, dice Martínez Vásquez, quien aclara que esa es una operación muy normal en operaciones inmobiliarias. “Hay mucha gente que se dedica a hacer levantamientos , pero como no tienen su registro como peritos autorizados buscan a alguno, y les firma sus levantamientos. Eso es lo que pasó en este caso. Yo solamente firme pero ese levantamiento lo hizo una persona de apellido Mendoza Avila, afirma Vásquez, quien se deslinda del fraude.”
El hecho, la existencia de una amplia red de complicidades que involucra a funcionarios de gobierno, tramitadores, o facilitadores, mejor conocidos como “coyotes”, que se dedican a recabar información acerca de lotes o predios cuyos dueños han fallecido, o por cualquier otra circunstancia tuvieron que abandonar la ciudad.
La historia de este caso en particular arranca desde el 2005, cuando la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra,  el Ejido Mazatlán,  y el Tercer Ayuntamiento de Playas de Rosarito, presidido entonces por Antonio Macías Garay, suscriben un convenio para la regularización y titulación de alrededor de cinco mil predios que comprenden varias colonias como la colonia Lucio Blanco, Reforma y la Constitución.
De acuerdo a personal del Ejido Mazatlán, de acuerdo a las leyes vigentes en aquella época, para poder realizar el trámite de regularización y escrituración, la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra, debía realizar el proceso de expropiación, y posteriormente levantar un censo de la población en posesión de los predios, y en base a ese registro, realizar el procedimiento de escrituración, en conjunto con el gobierno municipal.
Como parte del procedimiento el Ejido Mazatlán invitó a los posesionarios a acudir ante Corett para registrar los datos de sus propiedades. Pero en este caso, los propietarios de los lotes 15, 16, 17, 18 y 20 de la Manzana 63 de la Colonia Constitución, nunca acudieron, porque meses antes del procedimiento para la titulación de los predios, tuvieron que cambiar su residencia a Estados Unidos, en el estado de California, luego de años de trámites para obtener su ciudadanía bajo los términos de la Ley Simpson-Rodino.
Legalmente estas personas siguen siendo los dueños de los predios, pero quedaron en una situación de indefensión jurídica para reclamar sus propiedades. Ya no han vuelto a Playas de Rosarito, pero esa información, la tienen muchos políticos que están o estuvieron involucrados en el proceso de regularización.
Por eso se les hizo fácil, armar la historia de la supuesta compraventa para quedarse con los terrenos sin que les cueste un solo peso una propiedad valuada, en cerca de 200 mil dólares.
Se investigarán denuncias ciudadanas y se actuará caiga quien caiga: Bonilla
Durante una presentación de sus proyectos legislativos, y como enlace ante el Gobierno Federal para el desarrollo regional, el Ingeniero Jaime Bonilla, reconoce que independientente del daño que hacen los narcotraficantes a la salud y la seguridad, “el verdadero crimen organizado”, son los políticos.
Reconoce que una de las prioridades para el próximo gobierno, una vez en funciones, es atender precisamente el tema de la tenencia de la tierra, que históricamente ha sido en Baja California, una rica fuente de riqueza ilegal de funcionarios que aprovechan sus puestos para quedarse con predios en situación irregular.
Baja California está llena de esas historias de despojos de propiedades realizadas por funcionarios de todo tipo en todo el estado, reconoce Bonilla.
Advierte: Una vez en funciones vamos a dar respuesta al pueblo. Atenderemos cada caso de las personas que vengan a nosotros a solicitar justicia, y actuaremos en consecuencia, caiga quien caiga, afirma Bonilla.
Rosaritenses confían en que así se hará.
Esperan a que tome posesión el licenciado Andrés Manuel López Obrador, para que limpie Rosarito de funcionarios y periodistas carroñeros.