15 marzo 2017

VINCULAN A PROCESO POR HOMICIDIO CALIFICADO AL “FIFTY”


                     *Todos del mismo barrio de la Mazatlán*

Rosarito, B.C.-   Este jueves pasado fue detenido por la Policía Ministerial, todo comenzó el 5 de Septiembre del 2016 cerca de las 11:43 horas cuando  le quitaron la vida al  joven  Antonio /N. conocido también como “El Toño”.

 Este circulaba en un auto tipo sedán, marca Mitsubishi  modelo 1999 línea Eclipse de color verde metálico, por las calles Úrsulo Galván rumbo al bulevar Alfredo Bonfil de la colonia Mazatlán,  en compañía de dos  menores de edad.


Antes de dar vuelta hacia el bulevar, uno de los menores vio una camioneta tipo vagoneta marca Toyota Highlander, de color verde oscuro  como “praimer” (base antes de pintar un vehículo) con dos personas a bordo reconociendo plenamente a José Guadalupe/N. alias “El Fifty” conductor y su acompañante quien aún se encuentra prófugo.

 Jesús/N. uno de los menores le comentó a Toño, que los venían siguiendo y  la víctima le contestó, ¡no le hace...! al momento que la víctima se  preparaba a estacionarse la camioneta Highlander se le emparejó.

El hoy occiso le dijo “¡Qué pedo  cuñado!” refiriéndose al copiloto y  sin contestar se le quedó mirando fijamente y  en ese momento sacó una pistola de color negro impactándole tres veces.
Luego se dieron a la fuga el conductor era el Fifty  y huyeron rumbo al sur horas después una patrulla encontró  la camioneta Highlander abandonada y encendida sobre la calle José María Morelos y calle Gómez Rojo.

Tras las investigaciones del Grupo de Homicidios de la policía Ministerial, logró descubrir a los presuntos responsables en base a la investigación solicitaron una orden de aprehensión  la cual fue librada por el juez de Control y cumplimentada el 9 de Marzo el móvil fue la venta de drogas de acuerdo a los testigos.

Hoy  el juez de control José Luis Contreras, luego de escuchar las evidencias y las declaraciones de los testigos ordenó fuera vinculado a proceso por Homicidio Calificado y como  medidas cautelares  se ordenó que se internara en la penitenciaría y aunque sus abogados defensores alegaron inconsistencias no fueron suficientes.

La defensa tiene cuatro meses para presentar pruebas de su inocencia.