28 septiembre 2015

A la Víbora de la Mar

                                                       
Por: Odilón García

            Hace algunos días expusimos la grave problemática por la que atraviesan los estudiantes de la UABC en Valle de las Palmas donde los estudiantes utilizarían un servicio de primera denominado ECO RUTA AUTO TRANSPORTES DE TIJUANA (ATT). Si hacemos memoria, la ruta fue abierta por el cabildo de la ciudad encabezado por JORGE RAMOS HERNÁNDEZ porque se ofrecieron camiones nuevos, de alta tecnología, con internet y servicio eficiente no solo en el transporte de estudiantes y quienes vivirían en VALLE DE LAS PALMAS sino en el horario.


                                                            COLMILLOS  

            La realidad es otra.
            Los camiones no son de alta tecnología, fallan en el tiempo de recolección de pasaje, van llenos de pasajeros y para no gastar más tinta, todo lo que usted ya sabe.
            Entonces analizamos las aristas del problema y nos encontramos que esta ruta está algo así como embrujada.
            Perdone la expresión pero cuando la ruta fue otorgada a ATT los inversionistas contabilizaron un negocio lucrativo tomando en cuenta los viajes diarios, no de los estudiantes sino de los residentes de esa “ciudad satélite bien planeada” que resultó ser un fiasco. Contabilizaron los viajes de los médicos y de los enfermos que acudirían a este punto que tenía una vocación médica al 90 por ciento ya que ahí se instalaría además de la universidad una serie de hospitales.
            La empresa constructora GEO (Inversionistas Mexicalenses) tenían planeado hacer un negocio redondo y el gobierno del estado como padrinos en la época del ex gobernador JOSÉ GUADALUPE OSUNA MILLÁN era el padrino.
            Con ese padrinazgo, los recursos fluyeron y se concentraron en esa zona para garantizar la construcción de la UABC, la fuente de profesionistas que alimentarían de personal a los hospitales. Igualmente se llevaron hasta allá los servicios y bien que mal se invirtió en habilitar, si gusta temporalmente una carretera que hoy es peligrosa, antes imagínese como estaría.
            Las comunidades de la Presa Rural, caracterizadas por un índice considerable de violencia, vendrían a disminuir la estadística con la presencia de la activación urbana en una ciudad que además en MADRID ganó el primer lugar en la exposición de ciudades autosustentables.
            El gobierno de MÉXICO, con FELIPE CALDERÓN preparaba un golpe contra este modelo autosustentable en el mundo, sin que nadie lo advirtiera o más bien sin que los primeros afectados lo conocieran.

                                                                ESCAMAS

            Así, GEO entró a la bolsa y sus acciones con este premio y la garantía gubernamental se fueron por los cielos, quien iba a pensar que ese sería el fin de un gran consocio que proyectaría a los mexicalenses empresarios como millonarios (obvio, sin importarles la suerte de los tijuanenses que viven y que terminarían por no poder vivir en esas pajareras con recámaras de 2.5 por 2.5 y más pequeñas rompiendo toda norma de lo que implica o exige una vivienda.
            Vendida la compañía y sus millonarias acciones, qué le importaba a la empresa continuar con el desarrollo, en realidad todo había terminado, un negocio redondo que había hecho millonarios de la noche a la mañana a los dueños de la empresa.
            El proyecto además decíamos tuvo la estocada final cuando CALDERON anuncia que no debe haber en MÉXICO ciudades satélite sino núcleos poblacionales es decir la construcción para arriba, edificios, condominios para ahí concentrar los servicios.
            Nadie quiso seguir con el proyecto de ciudad autosustentable de Valle de las Palmas y quien se quedó ahí “embarcada” fue la UABC.
            La empresa ATT además de no concretar viajes estimados de pasajeros para toda una ciudad se quedó con los estudiantes que además pagan la mitad. No sólo eso; la empresa carga con becarios que no pagan nada.
            El negocio dejó de ser como se prometió y se convirtió en una modesta ruta que además para colmo de males y por eso mencionamos que está embrujada: la autoridad municipal en particular JORGE RAMOS ex alcalde de la ciudad abrió la ruta a otras dos compañías para su explotación:
                                                      24 de febrero y Altisa.

                                                                 VENENO

            Con el recurso dividido ahora entre tres, con una proyección de negocio reducido al 15 por ciento  es claro que no se podía cumplir con lo prometido.
¿Qué era lo prometido?
Meter camiones nuevos, de 120 pasajeros con internet y con un itinerario monitoreado por una subestación. Camiones que cuestan: 2 MILLONES 200 MIL PESOS.
La empresa aún está en deuda al tramitar a crédito tres camiones con una inversión de casi 7 millones de pesos… Estos camiones de “cama baja” para facilitar el acceso al pasajero fueron además vandalizados por el usuario al arrancarles el sistema de WiFi y graffiteados.
Actualmente la empresa que recibió la concesión de la ruta establece que su servicio podría ser mejor, más eficiente si se respetara el contrato fuente donde no había competencia de aquellas dos empresas señaladas que misteriosamente nadie puede meter en cintura… Cosas de magia negra, sin lugar a dudas…