28 febrero 2015

José Luis grabó en video el hecho, para vengarse de su prima

Foto por:(AGENCIAS)
ENSENADA.- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) logró auto de formal prisión en contra de un sujeto por el delito maltrato animal, luego de la reforma al Código Penal de Baja California, que establece como delito las conductas de crueldad cometidas de manera intencional en contra de un animal.
Esto fue confirmado ayer por el subprocurador de Justicia de zona Ensenada, Marco Antonio Javier Chavarría López, quien señaló que el de nombre José Luis Hernández Gómez, de 27 años de edad, fue capturado por agentes de la Policía Ministerial del Estado (PME) adscritos al grupo de aprehensiones, el pasado día 20 de este mes, en calles Diamante y México de la colonia Hidalgo.
Respecto a este hecho, el funcionario comentó que el pasado 12 de enero, una mujer denunció el robo de su mascota, un perro mestizo de tamaño pequeño llamado “bombón”.
De las indagatorias realizadas, se estableció que el presunto responsable, debido a un problema de carácter familiar con la ofendida, sustrajo al animal y posteriormente le hizo llegar a su pariente un video donde se muestra golpeando y torturando a la mascota, hasta que pierde la vida.
Gracias a la pronta denuncia ciudadana, testigos y elementos de prueba recabados, el Ministerio Público solicitó al juzgado Tercero de lo Penal una orden de aprehensión en contra de Hernández Gómez por los delitos de robo calificado a casa habitación y maltrato o crueldad animal.
Por ello, manifestó el funcionario estatal, este individuo se encuentra recluido en el Centro de Reinserción Social (Cereso), sujeto formalmente a un proceso penal, como presunto responsable de robo calificado a casa habitación y maltrato o crueldad animal.
En relación a la sentencia que pudiera recibir el indiciado, el subprocurador señaló que la reforma hecha al Código Penal del Estado en octubre de 2014, señala en su artículo 342 que “al que intencionalmente realice algún acto de maltrato o crueldad en contra de un animal, se le impondrá pena de tres meses a dos años de prisión y multa de cincuenta a cien días de salario mínimo vigente del Estado”.
Cabe destacar que el individuo actuó con saña en contra de la mascota, al que sometió a cruel tortura hasta quitarle la vida, pues entre otras crueldades, le prendió fuego, le
amarró el hocico, lo golpeó con puños y manos, le amarró las patas y luego lo arrojó contra una pared; todo esto lo grabó en un video y se lo envió a su pariente, como para saciar una venganza porque lo había acusado de haberse robado algunos recipientes donde le daba de comer y beber al mismo perro, un mestizo cruza de
razas criollas, de nombre “Bombón”.




Por Bernardo PEÑUELAS ALARID / EL MEXICANO