03 diciembre 2014

Cicuta




Jaime Flores Martínez
                                                        Feudo
Fastidiados por la intermitente manipulación del ex rector de la UABC Alejandro Mungaray Lagarda en la máxima casa de estudios, la mayoría de quienes le rodean rechazan la imposición de Juan Manuel Ocegueda Hernández como el próximo rector de esa universidad.


Y es que –en días recientes-- algunos lambiscones de Mungaray se han dedicado a pregonar que el doctor Ocegueda relevará en el cargo al actual rector Felipe Cuamea. La molestia de la mayoría de los catedráticos universitarios es que Ocegueda será la enésima marioneta de Mungaray.

Este último tomó a la universidad como su feudo. Esos profesores ya se hartaron que Mungaray haya integrado a la nómina de la UABC a la mayoría de sus familiares y destituya a quien muestra su desacuerdo.

Mungaray corre sin piedad a todo aquel maestro que tiene la audacia de protestar las decisiones aparentemente tomadas por el rector en turno. Desde que despachó en la rectoría el doctor Mungaray no se ha despegado de la nutritiva ubre. Su generosidad le ha permitido meter a su familia en la nómina.

Este hombre aprovecha que la plantilla laboral de la UABC hace sus planes hacia la temporada navideña para maniobrar a sus anchas y mantener el control de su fortaleza.

Alejandro Mungaray está decidido a imponer a Juan Manuel Ocegueda como el próximo rector, porque reúne las características que busca para mantener el control de las finanzas de esa universidad. Ocegueda es actualmente el jefe de la Unidad de Presupuesto y Finanzas de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), lo que significa que maneja el dinero como le ordena el patrón.

Si Ocegueda está acostumbrado a recibir órdenes de Mungaray, entonces no tiene inconveniente en asumir la rectoría. ¿Cómo rechazar tan atractiva oferta? !! Su bolsillo también saldrá beneficiado!!

Atrás quedará la jodidez que padeció en su natal Nayarit y se coronarán los esfuerzos que hizo hasta lograr el doctorado en Economía en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Su pasado como maestro de primaria quedaría enterrado a manera de cimiento de su meteórica carrera.

El caso es que muchos maestros y empleados del campus universitario no quieren más imposiciones ni manipulaciones del señor Mungaray. Durante toda la gestión del ex gobernador José Guadalupe Osuna Millán, el señor Mungaray se excedió en el control sobre la universidad.

Mungaray Lagarda despachó como secretario de Economía del Gobierno de Baja California, aunque nunca soltó los controles de la máxima casa de estudios. Con evidente sorna, los inconformes dicen que Ocegueda era el encargado de manejar la chequera de Mungaray.

Si despachara como rector, el señor Ocegueda se convertiría en un personaje a modo, conocedor de las triquiñuelas, e institucional cómplice del fenómeno del nepotismo practicado por Mungaray.

Muchos de los críticos esperan observar la reacción de la decena de aspirantes “a modo” que ya se entregaron para abrazar al “elegido”.
Resulta indignante que en tiempos actuales el fenómeno de la imposición alcance los campus universitarios, como es el caso de la UABC.
                                                     Noscierto
Amparada en un seudónimo que le protege la identidad, una lectora de Cicuta descalificó lo publicado hace un par de días. Para esta mujer el contenido del texto no se ajusta a la realidad. En franca defensa de las mujeres, esta dama utiliza la palabra de “difamación”.
El lunes Cicuta se refirió a algunas mujeres que se desempeñan como despachadoras en una estación gasolinera ubicada en la Mesa de Otay. El columnista nunca generalizó, ni habló de favores sexuales. Simplemente se refirió al aprovechamiento de sus“encantos”, aunque los lectores tienen el derecho a imaginarse lo que les dé la gana.
La molestia de esta dama resulta lógica aunque es evidente que desconoce los géneros periodísticos. Cicuta es una columna que ha contado historias por muchos años, pero se cuida de no personalizar. Si alguna de las despachadoras es familiar de la inconforme, entonces su molestia está plenamente justificada.
                                                      Radio

El periodista Fernando del Monte y el autor de Cicuta son mancuerna en Fórmula Tijuana, que se transmite de lunes a viernes a la una y media de la tarde por la frecuencia 950 de amplitud modulada, Radio Fórmula Tijuana.

Cicuta.com.mx twitter: @jaimecicuta