25 septiembre 2014

EL GOBIERNO DEL ESTADO A TRAVÉS DE LA SECRETARÍA DE PROTECCIÓN AL AMBIENTE SUSPENDE ACTIVIDADES EN “EL JIBARITO”


·         Durante la inspección, detectan múltiples anomalías en la operación
TIJUANA, B.C.- “La Secretaría de Protección al Ambiente tomó la decisión de colocar sellos de suspensión de actividades del depósito de basura conocido como El Jibarito, ya que derivado de la inspección realizada ayer se detectaron anomalías en el manejo de los residuos y no se retirarán hasta en tanto no se mitiguen los daños causados”, dio a conocer el Subsecretario General de Gobierno, Javier Alberto Gutiérrez Vidal.

El funcionario señaló que con fecha 24 de septiembre de 2014 personal de la Secretaría de Protección al Ambiente ejecutó una orden de inspección al relleno sanitario denominado El Jibarito, encontrándose múltiples anomalías en su operación, pues no cumple con las restricciones de la norma oficial mexicana NOM-083-SEMARNAT-2003, que es la que regula los sitios de disposición final de residuos sólidos urbanos.
Gutiérrez Vidal indicó a manera de ejemplo, que el basurero cuenta con una micro celda de reciente apertura con una superficie de 1,800 metros cuadrados aproximadamente, la que ya está en operación con acumulamiento de residuos, sin contar previamente con la Autorización en Materia de Impacto Ambiental que expide la SPA, la cual fue requerida en el momento y no fue exhibida.
Asimismo mencionó que para el acceso a la micro celda la empresa realizó trabajos con maquinaria para acondicionar caminos interiores, dejando expuesta la basura confinada en la macro celda (anterior relleno EL Jibarito) debido a los cortes en sus taludes, los cuales colindan con casas habitación, sin mediar barrera física alguna por el lado norte, del cañón de las carretas. 
En la macro celda, dijo, se observa el deslave de taludes por la acción de las lluvias y la erosión total del suelo,  lo que provoca la exposición de los residuos y la dispersión de estos mismos por el viento, así como grietas o fisuras en el suelo, lo que provoca inestabilidad de la misma y a su vez zonas de alto riesgo donde existe colindancia con la zona habitacional.
Durante la inspección se percibieron olores desagradables característicos de biogás, que emanaban de la macro celda, afectando a la población que habita cerca de la misma, ya que no se le da una conducción y control o quema del mismo biogás, entre otras anomalías; con repercusiones peligrosas para los ecosistemas, sus componentes y para la salud pública.
Debido a estas y otras observaciones anteriores y otras, dentro del ámbito de las facultadas conferidas en la Ley Orgánica, Ley de Protección al Ambiente y Ley de Gestión de Residuos, todas para el estado de Baja California, la Secretaría de Protección al Ambiente ejecutó medidas de seguridad por el riesgo inminente, procediendo a la suspensión temporal de la actividad de recepción y disposición de residuos en el sitio, colocando sellos sobre la báscula de ingresos de camiones y la entrada a la micro celda.
Lo anterior no impide que se realicen obras de saneamiento en el sitio por parte de los propietarios.