26 junio 2013

Cicuta


Jaime Flores Martínez
Uña
Enfilado hacia la última parte de la administración estatal, al secretario de salud de Bajá California José Guadalupe Bustamante Moreno no le importa que le llamen indolente y lo desenmascaren por simulador.

Apenas el pasado lunes, los reporteros bajacalifornianos recibieron una denuncia pública firmada por el representante de los enfermos renales, quien revela nombres y números del incumplimiento de Bustamante como servidor público. Al autor de esta columna no le importa que este médico escupa improperios al leer acidas críticas en su contra.
Y aunque en reiteradas ocasiones el autor de Cicuta de ha referido a sus reiterados desplantes y a sus continuas desatenciones hacia los ciudadanos, en esta ocasión es descobijado directamente por ciudadanos en riesgo de perder la vida por la incompetencia de este funcionario.
En un amplísimo texto dirigido a los medios de comunicación "si lo consideran de interés" se hace referencia declaraciones de Alicia Schramm Urrutia, coordinadora hospitalaria de donaciones del Hispotal General de Tijuana al decir que la falta de transplantes de debe a la bajá cantidad de donantes. Este fenómeno tiene su origen en la escasa información que existe al respecto.
Lo destacable es que al doctor Bustamante le importa un pito promover la muy necesaria donación de órganos porque la mayoría de los enfermos son gente de escasos recursos. Algún cercano de Bustamante confió a Cicuta que el secretario de salud maniobra si se trata de trasplantar a un paciente acaudalado.
Aunque el Hospital General de Tijuana tiene la Unidad de Trasplantes más moderna del país, resulta más redituable canalizarlos a hospitales privados. Si el trasplante se realiza en un nosocomio particular hay dinero para el reparto.
Bustamante fue vinculado con la construcción de un edificio en el puerto de Ensenada donde se habilitaría un hospital para realizar trasplantes de órganos. El funcionario se habría asociado con el ex presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados Jorge Casillas Arias. Durante el último trimestre del 2011 el propio Casillas reveló que la inversión hasta ese momento superaba el millón de dólares
A finales de diciembre del 2012 la Secretaria de Salud realizo un operativo en un hospital mexicalense donde se realizaban trasplantes de órganos. Cicuta publicó en enero  que la autoridad federal irrumpió  en un hospital situado en la zona de Palaco, en la zona Este de Mexicali. El sitio en mención fue inaugurado  a mediados del 2011 por las propias autoridades federales para ser operada por el sector salud del Estado, es decir, por el doctor Bustamante. .
Quien no recuerda el escándalo que surgió en la primera mitad de gobierno de Osuna Millán, donde el ex diputado Jorge Casillas Arias fue acuchillado en el estomago por el dueño de un modesto restaurante ubicado junto al edificio que construían para realizar trasplantes. Don Rubén Hernández Soto, un hombre de la tercera edad se saturo de las burlas del ex diputado Casillas, sacó un cuchillo y lo hundió  en la panza del ex legislador, socio del doctor Bustamante. A este último le tocarán las golondrinas al final del año y --por eso--  a nadie le extrañaría que estuviera en la etapa de asegurar su patrimonio.
Le dicen el año de Hidalgo, pero los pacientes renales ¿Qué culpa tienen?
Pus
Al arrancar las campañas políticas, Cicuta adelantó que mantendría su distancia con los contendientes para evitar que militantes de algún partido político acusara al columnista de hacer el trabajo sucio al partido de enfrente. El corte de la información que maneja Cicuta podría prestarse a confusiones.
Sin Embargo los protagonistas de esta campaña política realizan una de las más negras que se recuerden en la historia moderna de Baja California. Los contendientes se han dado hasta con la cubeta. El escandaloso caso del diputado Rubén Alanís (Ya le dicen Alanois) del Partido Acción Nacional, está mejor prueba de la descomposición de las campañas.
Este legislador está bajo la lupa al salir a la luz una grabación donde deja saber su relación de amor  con un menor de 15. Al margen de los supuestos responsables de estos actos deleznables ( la grabación y  su contenido), vale la pena reflexionar sobre el papel que juegan los medios de comunicación en este entramado político.
Si los medios nos regodeamos con esa información, contribuiremos a inflamar las campañas negras. El resultado final será una abstención escandalosa el próximo 7 de julio. Los ciudadanos dejaremos de votar y esa abstención resultaría en una factura demasiado cara para los partidos políticos y para la democracia. ¡De por si no hay credibilidad y todavía los contendientes ni se inmutan con sus brazos totalmente enlodados! Con esas campañas esos señores cavan su propia tumba.
Descobijada
La mañana del lunes un personaje que labora en el Ayuntamiento de Tijuana se acercó al  alcalde para conocer su opinión respecto al dicho del candidato azul a la alcaldía.
El suspirante habría dicho que “le pidió al alcalde –personalmente-- que no vendiera el inmueble que ocupó la cárcel de la ocho, en la Avenida Constitución y calle Octava”.
El gesto del alcalde lo aderezo con una respuesta escalofriante: “A este señor  no lo veo desde el año 2010  donde ofreció apoyarme para que llegara ser alcalde de Tijuana”. Que duro.

Anteriores: cicutae.info    Comentarios: Jaime.cicuta@gmail.com     twitter   @cicutajaime