28 junio 2011

Salvó la vida de milagro; le dispararon diez veces


TIJUANA.- Salvó la vida de milagro, de los 11 balazos que le tiraron a un hombre sólo un par hicieron blanco en uno de sus brazos.
Para atacarlo usaron una pistola conocida como “matapolicías” o “cuernito”, calibre 5.7 por 26.


En la calle Miguel F. Martínez esquina con calle Cuarta de repente se escuchó el retumbar de las balas.
Eran las 13:20 horas, cuando cientos de personas caminan por las calles de la Zona Centro.
Al ser baleado el hombre trató de correr en dirección a la calle Tercera, donde ya herido entró a la peluquería León.
Su atacante huyó, de él no se sabe nada, ni siquiera por dónde se fugó.
Antonio Ramírez García, de 33 años, es la víctima, a quien trasladaron a un hospital de la ciudad para recibir atención médica.
Se rumoró que tenía una Orden de Aprehensión por el delito de daños, pero resultó se un homónimo del verdaderos prófugo de la justicia.